martes, 2 de noviembre de 2010

biografia de tortuga mapimi

Tortuga de Mapimí.
(Gopherus flavomarginatus)


La Tortuga de Mapimí (Gopherus flavomarginatus) es una de las cuatro especies Norteamericanas de tortuga que existen actualmente. Aunque es la más grande, ya que su caparazón puede llegar a medir cerca de 50 cm., lo remoto de su hábitat y su sigilosa naturaleza la mantuvieron desconocida para el mundo científico hasta 1958. Ese año, investigadores de Illinois (Estados Unidos) en un viaje de campo en México, descubrieron un caparazón utilizado por los campesinos como comedero de pollos, y descubrieron que era de una especie de tortuga no descrita. Años después, en 1973, David Morafka, de la Universidad Estatal de California, efectúo una investigación para determinar el estado del animal, y encontró que la población estaba en serios problemas ya que su hábitat (en el Bolsón de Mapimí) se estaba reduciendo, y los campesinos la capturaban por su carne.
En 1976, el Gobierno Mexicano declaró el área como Reserva de la Biosfera, y el Instituto de Ecología estableció ahí una estación biológica. El biólogo mexicano Gustavo Aguirre, fue enviado a la estación biológica para iniciar el programa de la Tortuga de Mapimí, y desarrollar un plan para su conservación. Aguirre, junto con David Morafka y Gary Adest, de la universidad de California en San Diego, empezaron a definir la historia natural de la tortuga. Lo que encontraron es que la tortuga habitaba un rango desde las grandes planicies al oeste del Estado norteamericano de Arizona, hasta el sur de México hace más de 10,000 años. Los cambios en las condiciones producidos por el fin de la última glaciación, redujeron su rango al bolsón del desierto que actualmente ocupa. Las Tortugas de Mapimí viven en colonias de hasta 100 individuos, donde forrajean durante las primeras y últimas horas de luz solar. El resto del día, se ocultan del fuerte sol dentro de sus madrigueras, las cuales excavan con sus fuertes patas delanteras. En invierno, se mantienen en hibernación. Sus expectativas de vida van de los 80 a los 100 años, y se empiezan a reproducir entre los 12 y los 15 años.


Las Tortugas de Mapimí se alimentan del tosco zacate Tobosa, el cual en muchas áreas del bolsón estaba siendo sustituido por pastizales irrigados para el ganado. Durante la temporada de lluvias, las tortugas emergen de sus madrigueras para tomar hasta medio litro de agua, suficiente para mantenerlas vivas un año más en el desierto. Después de esta temporada, se aparean, establecen sus nidos y desovan. A diferencia de las tortugas marinas que pueden poner cientos de huevos, las tortugas de Mapimí desovan solo de 12 a 15 huevos, y solo 3% de estos tienen éxito, ya que tanto huevos como tortugas recién nacidas son presa fácil de cuervos, coyotes, tejones, zorrillos, corre caminos y halcones.
Gustavo Aguirre también enfocó su estudio en los habitantes locales. Comenzó a educarlos en los problemas, singularidad y valor de sus tortugas. Afortunadamente la educación ha tenido éxito. A través de los años, las actitudes han ido cambiando, y ahora los habitantes locales han accedido a no consumir más tortugas. Ahora sienten orgullo por su reserva y su fauna.
Adicionalmente se inició un programa de incubación artificial, y antiguos cazadores de tortugas, ayudan ahora a capturar hembras grávidas que son llevadas a las instalaciones para colectar sus huevos e incubarlos. Más aun, algunos habitantes también han sido contratados y entrenados para hacerse cargo de las instalaciones, alimentar a los pequeños y monitorear su progreso durante los 3 a 5 años que permanecen ahí. Hasta ahora los resultados han sido exitosos, ya que la sobrevivencia ha sido de alrededor del 80%.
Aunque en 1973 David Morafka temía la extinción de la especie para el año 2000, las cosas se ven ahora desde un punto más optimista. Se han puesto muchas esperanzas en el programa de reintroducción de tortugas criadas en cautiverio para incrementar paulatinamente la población, y lograr que este maravilloso reptil regrese del límite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada